7 Propósitos para el 2022 por una crianza más feliz

Al finalizar el año nuevamente se despiertan nuestras emociones más profundas, concediendo algunos espacios para la reflexión frente a las acciones realizadas o no realizadas durante los 365 días del año.

Percibir la finalización de un ciclo y el inicio de otro nos lleva a retomar aquellos propósitos que posiblemente habían quedado olvidados algunos meses atrás. También nos motivará a formular algunos propósitos nuevos que hemos ido descubriendo en el camino y que seguramente nos permitirían realizar un cambio significativo en nuestra vida que generalmente impactará de una u otra manera la vida de quienes más nos aman, nuestros hijos.

7 Propósitos de mamá para el 2021

Te compartimos una lista de 7 propósitos que puedes tener en cuenta para que este 2021 si deseas trabajar en una crianza más feliz.

1. Más tiempo de calidad: Destina en tu lista de pendientes del día un espacio para compartir con tu hijo cada día, donde puedan realizar una actividad que los dos disfruten, puede ser algo simple como jugar a la pelota, pues aunque es importante limpiar la casa y terminar los pendientes laborales, mientras tu limpias tu hijo crece.

2. Escucha atentamente: Parte del tiempo de calidad tiene que ver con escuchar atentamente, sin juzgar, ni prepararse para regañar mientras escuchas. El secreto para tener una relación cercana con nuestros hijos es tan simple como eso: escucharlos, Así que, fuera móvil y T.V y prepárate para disfrutar de sus gustos, ideas y sentimientos en primera fila.

3. Ser más paciente: Definitivamente las múltiples tareas como madre, profesional, esposa y demás facetas terminan por agobiarnos y muchas veces no queremos detenernos a esperar que observen el bichito en el camino o recojan más piedras de “colección”. Sin embargo la paciencia es un arte que debemos practicar a diario, respirar y entender que nuestros hijos apenas están aprendiendo cómo funcionan las cosas, como manejar sus emociones y cómo expresar correctamente lo que sienten.

4. Aprender a amar tu cuerpo: Esto incluye comer a horas, dormir lo suficiente y entender que la única manera de fortalecer la autoestima es a través del ejemplo, pues no puedes enseñar a tu hij@ que se acepte tal como es si te escucha constantemente quejarte de tu cuerpo. Así que valóralo tal como es reconociendo que es un mecanismo maravilloso que te permite sentir, abrazar y disfrutar de quienes amas.

5. Evitar los gritos y las críticas: Aunque los gritos suelen ser una excelente opción para liberar el estrés, no son una alternativa acertada en cuanto a métodos de crianza y aprendizaje. Lo más importante para eliminar los gritos en casa es identificar los momentos que te producen más estrés en las actividades que realizas con tu hijo. Acercarte y hablarle con calma, respirar profundo cuando sientas emociones que te desborden y ponerte en sus zapatos, recordar que es un niño y aún está aprendiendo.

6. No te olvides de tus necesidades: Es muy común que al convertirte en madre muchos de tus deseos y necesidades hayan pasado a segundo plano, sin embargo en ocasiones te olvidas de ti misma por completo. No eres una mala mamá por querer tiempo para tí, por ir con una amiga a tomar un café sin niños, por querer ir al gym o comprarte algo lindo, recuerda que una madre feliz logra criar niños felices.

7. Descubrir nuevas estrategias que estimulen las habilidades de mi hij@: El mejor momento de establecer habilidades en la vida es antes de los 7 años de edad, así que aunque no queremos que te excedas con actividades extracurriculares, te sugerimos buscar actividades que tu peque disfrute, tales como deportes, arte e interpretación de instrumentos que fortalezcan su desarrollo integral.

Wala Wala me acerca a mis propósitos de año nuevo

Encuentra en Wala Wala el mejor aliado para compartir tiempo de calidad con tu hijo mientras fortaleces sus habilidades, con divertidos cuentos y canciones fortalece el lenguaje de tu bebé mientras descubres sus talentos y capacidades.

Damos la bienvenida a este nuevo año y con él, a todo un abanico de nuevas posibilidades. Es tiempo de tomar decisiones y tomar el camino que nos llevará a conseguir todo aquello que deseamos para nosotros y nuestros pequeños, recordando que el futuro se construye cada día.

¡Gracias por leernos!

Volver arriba